INFORMACIÓN SOBRE LA ESCOLIOSIS2017-11-03T21:14:29+00:00

INFORMACIÓN SOBRE LA ESCOLIOSIS

La escoliosis es comúnmente percibida como una curvatura lateral de la columna vertebral. Sin embargo, en realidad, es mucho más complejo.

La escoliosis no es tanto una curva como una hélice. Un “enrollamiento” tridimensional de la columna vertebral. A medida que la columna vertebral gira, puede causar cambios en la apariencia de las costillas, los hombros y las caderas, lo que puede conducir a problemas de salud, malestar general y cambios notables en la apariencia.

A quién afecta la escoliosis

La escoliosis se desarrolla básicamente en niños y adolescentes, siendo bastante común en los adultos. Un estudio desveló que casi el 20% de los adultos tienen escoliosis y en otro se encontró que dos tercios de las personas mayores de 60 años también la tienen.

Suele ser más común en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, esto sólo es cierto en la adolescencia y la edad adulta. En niños muy pequeños la escoliosis se puede encontrar por igual, o incluso más comúnmente, en varones.

Afecta a personas de todas las etnias y nacionalidades, aunque algunas poblaciones parecen más susceptibles que otras. No es contagioso y es muy poco probable que alguien pueda desarrollar escoliosis de una manera intencionada. La verdadera causa en la mayoría de los casos es desconocida.

La escoliosis puede causar problemas de salud, pero no siempre hay una correlación entre la gravedad de la escoliosis y los síntomas que provoca. En ocasiones un individuo con escoliosis leve puede tener mucho dolor o cambios posturales, y a veces un individuo con escoliosis severa no tendrá dolor o cambios notables en su figura. Cada persona con escoliosis es diferente y merece ser evaluada como tal.

Causas de la escoliosis

La mayoría de los casos de escoliosis se denominan “idiopáticos”, lo que significa que la causa no es fácilmente identificable. La escoliosis puede ser clasificada como infantil, juvenil, adolescente o adulta. Sin embargo, estos términos describen el momento en que la escoliosis fue diagnosticada por primera vez, y no necesariamente cuándo comenzó.

Aunque suelen darse casos de escoliosis en la misma familia, no es un trastorno genético. No hay un solo gen que cause escoliosis. Incluso en gemelos idénticos, uno puede desarrollar escoliosis mientras que el otro no. Puede ser causada por muchos factores diferentes que interactúan juntos, y difiere de persona a persona.

Puede desarrollarse por una variedad de razones.
A veces se desarrolla porque un hueso en la columna vertebral no creció correctamente, a esto se le llama escoliosis congénita. Ciertas enfermedades, como la parálisis cerebral, también pueden causar escoliosis. Si la escoliosis se desarrolla debido a una enfermedad, a menudo se la denomina escoliosis neuromuscular. También es posible que la escoliosis se desarrolle como resultado de un trauma, como un accidente o un procedimiento quirúrgico.

A pesar de que existen muchos factores de riesgo para identificar si la escoliosis empeorará o no, lo cierto es que es muy difícil de determinar en qué medida. Es más probable que progrese o empeore durante los períodos de rápido crecimiento como la adolescencia, y también puede empeorar durante el embarazo y la menopausia. Aunque al no ocurrir en todos los casos, es importante mantener una vigilancia en dichos períodos.

Diagnóstico

La escoliosis se diagnostica cuando una radiografía de la columna vertebral tomada desde una posición frontal revela un ángulo de Cobb de más de 10 grados. El ángulo de Cobb es el método más simple y común de medir la escoliosis, aunque dicho método tiene sus defectos.

Es una medida bidimensional de una condición tridimensional. El ángulo de Cobb sólo mide la inclinación de dos huesos de la columna vertebral.
Puede ser inexacto. Diferentes médicos que miden la misma espina dorsal a veces pueden llegar a diferentes medidas.
CLEAR defiende el uso de múltiples mediciones para evaluar la gravedad de un caso específico de escoliosis que no se base únicamente en la medición del ángulo de Cobb. También es importante tener en cuenta otros factores, como el aspecto de la columna vertebral lateralmente y desde arriba hacia abajo, o cómo se siente acerca de su condición la persona con escoliosis.

Tratamiento

La mayoría de los métodos de tratamiento de la escoliosis giran alrededor del ángulo de Cobb. Dependiendo de la medición se puede recomendar el uso de corsé o cirugía. En los casos de pequeñas curvas, los médicos pueden no recomendar ningún tratamiento.

Los pacientes con escoliosis deciden recibir tratamiento por muchas razones. La razón más común es que no les gusta el cambio en su apariencia. Algunas personas buscan ayuda porque tienen dolor o limitaciones en sus actividades físicas. Otros pacientes, sin problemas de salud o posturales, deciden recibir tratamiento para reducir o prevenir los problemas que se puedan desarrollar en el futuro.

La posición oficial de CLEAR es que cada individuo decida por sí mismo si desea o no recibir tratamiento, y tiene el derecho de elegir el tratamiento que prefiere recibir.

Ver artículo original publicado por CLEAR Institute

Hay familias que necesitan financiación para sus tratamientos

Haz una donación